El Senado dio media sanción a la reforma previsional y el paquete fiscal

El Senado anoche esta madrugada por amplia mayoría la reforma previsional y el paquete fiscal, que fueron girados a la Cámara de Diputados después de un extenso debate en el que los cambios en el sistema de jubilaciones fue uno de los puntos más criticados.

El proyecto pasó con 43 votos a favor, correspondientes a Cambiemos y al justicialismo alineado con los gobernadores, y 25 en contra, donde se ubicaron el kirchnerismo y peronistas independientes como los puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre.

 

En tanto, hubo tres abstenciones correspondientes a Juan Manuel Abal Medina (PJ-FPV), Alfredo Luenzo (PJ Chubut) y Jaime Linares (GEN).

 

El proyecto de Consenso Fiscal, que ratifica el pacto firmado entre el presidente Mauricio Macri y los gobernadores y que engloba a todas las reformas que impulsa el Gobierno, fue aprobado con 52 votos a favor, 15 en contra y dos abstenciones por parte de las santacruceñas Virginia García y María Ester Labado.

 

Asimismo, el proyecto de responsabilidad fiscal, que impone pautas de control para el gasto público de la Nación y las Provincias, también fue aprobado con 53 votos a favor, 14 en contra y dos abstenciones, también de García y Labado.

 

Los tres proyectos fueron debatidos en conjunto pero votados por separado y el que cosechó más críticas durante el transcurso de la sesión fue el de reforma previsional, que modifica el cálculo de la movilidad de los haberes jubilatorios a fin de que el aumento contemple en un 70% el índice de la inflación y en un 30% el coeficiente de variación salarial.

 

Durante el debate, el chubutense Alfredo Luenzo, el bonaerense Jaime Linares, el pampeano Daniel Lovera y la misionera Sandra Giménez propusieron que el nuevo cálculo empiece a correr en junio del año próximo en lugar de aplicarse a partir de marzo, pero la sugerencia no prosperó.

 

Los principales argumentos a favor del paquete de proyectos destacaron como “histórico” el acuerdo entre Macri y los gobernadores, señalaron la necesidad de “recuperar el superávit fiscal” a través de un nuevo ordenamiento fiscal y pautas para el gasto público y que el ingreso de los jubilados se preservará con la nueva fórmula.

 

En contra, se afirmó que el proyecto de reforma previsional le “baja el sueldo a los jubilados” y que el Pacto Fiscal “afecta el federalismo”, al tiempo que se cuestionó el beneficio que tendrá la provincia de Buenos Aires a partir de ese acuerdo, dado que recibirá 65 mil millones de pesos para 2019.

 

Fuente: El Ciudadano Web.

Dejanos tu mensaje o comunicate por teléfono al 0343-4327283
A %d blogueros les gusta esto: