Diputados piden defender la ley de educación

Senadores, luego de reunirse con referentes religiosos, cuestionaron el proyecto que ya tiene media sanción.

 

Entre los diputados generó mucho malestar la novedad de que en el Senado la ley de educación provincial no avanzará tal como fue votada –y por unanimidad– en la Cámara baja. Consensuar cinco proyectos de legisladores de distintos bloques más la iniciativa que envió el Ejecutivo demandó un trabajo de más de dos años y medio.

 

Los legisladores de la Cámara baja, además, destacan que en ese plazo de tiempo se dieron instancias de participación de las que participaron todos los actores vinculados con la educación en la provincia.

 

Sin embargo, luego de las reuniones que mantuvieron los senadores con referentes de los pastores evangélicos y obispos católicos salieron a decir públicamente que “así como está, la ley de Educación no sale”.

 

 

“Me da mucha tristeza. Los senadores van a lograr que en la provincia de Santa Fe cumplamos con la vergüenza de que en 70 años no tengamos una ley provincial de educación, todo porque se lo vinieron a pedir tres obispos que, supuestamente, se creen dueños de la verdad”, se quejó Carlos Del Frade diputado del Frente Social y Popular.

 

Por su parte, Julio Garibaldi, presidente de la Comisión de Educación de Diputados expresó: “El proyecto llegó al Senado después de dos años y medio de trabajo, de haber escuchado a todas las voces interesadas en materia educativa. Entendemos que tiene una enorme legitimidad y por supuesto que están en el derecho de hacerle todas las modificaciones que crean conveniente. Lo que sí creo es que no podemos privarnos en Santa Fe de tener ley de Educación”.

 

“Estamos hablando de un tema grueso, son 70 años sin ley de educación. Estamos a milímetros de poder tenerla, creo que no podemos por especulaciones, mezquindades o alguna dificultad menor privarnos de tener la ley”, advirtió.

 

Luego Del Frade no anduvo con vueltas y acusó: “En la presentación que hicieron ante los senadores los tres obispos mintieron. Ese es el octavo mandamiento. En ningún momento se toca nada del aporte a las escuelas privadas, eso sigue en la ley. Hay preeminencia sobre que la educación es algo que debe garantizar el Estado porque sino no lo garantiza nadie”.

 

“Llegar a pretender como se le miente a la gente diciendo que cada padre le puede dar el contenido que quiere a su hijo, como si fuera un menú en un restaurante, es llevar la discusión de la Argentina a la parte anterior de la consolidación del Estado. Es un retroceso a antes de 1860”, afirmó.

 

“Me parece –expuso– que a estas cosas hay que discutirlas en serio, sin tergiversar nada y yo mantengo lo dicho sobre que los tres obispos cuando dijeron que no fueron escuchados, que no fueron tenidos en cuenta (en Diputados) y lo que dijeron sobre los fondos privados, esas son mentiras absolutas”.

 

 

—¿Dónde está, entonces, el problema de fondo con la ley de educación?

—Lo que creo es que ellos no quieren perder terreno simbólico sobre lo que significa qué le ponen en la cabeza a los chicos y qué pasa con el cuerpo de las nenas. Ese es el problema que tienen con la Educación Sexual Integral. Me parece que eso marca una iglesia preconciliar. Tipos como (monseñor Vicente) Zaspe, el padre (Osvaldo) Catena o Lucho Quiroga que fueron sacerdotes tan jugados en Santa Fe se removerían inquietos y nerviosos en las tumbas con lo que está pasando.

 

Por otra parte, Garibaldi desmintió que los obispos católicos no hayan sido recibidos ni escuchados en Diputados. “Distinto es si llegamos a un acuerdo en el 100 por ciento de los temas”, dijo y aclaró:. En lo personal hay artículos con los que no estoy de acuerdo con la ley. Pero son 211 artículos. Ahora, sí estoy de acuerdo con la enorme mayoría del articulado y con el espíritu de la ley. Esa es la esencia, que hay que mirar para adelante”.

 

Ante la consulta sobre hasta qué punto se puede consensuar sobre la educación sexual integral, respondió: “Nosotros entendemos que la ley de educación y la ley de ESI son complementarias. La ley de educación es al sistema educativo lo que es la Constitución para la provincia, son las reglas de juego, es el marco genérico. En eso, los contenidos asociados a derechos como la ESI, es muy importante. Después tiene que haber una ley particular de educación sexual integral que la especifique y la desarrolle más”.

 

 

 

 

Nota: Diario Uno Santa Fe

A %d blogueros les gusta esto: