Bono fin de año: “Que me digan cómo hacemos para pagarlo”, dijo Taborda

El vicepresidente de Fisfe dijo que la medida es positiva, pero que la situación económica es muy delicada. “En Santa Fe se perdieron 6.000 empleos industriales”, aseguró.

 

El anuncio del acuerdo entre empresarios, entidades sindicales y el gobierno nacional para que el sector privado pague un bono de fin de año de $5.000 generó sorpresas en el empresariado santafesino. El vicepresidente de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), Alejandro Taborda, dijo en UNO en la Radioque “la medida es positiva” porque “es bueno que la gente tenga plata en el bolsillo”, pero que “la situación económica es muy delicada” como para afrontar esa erogación.

 

“Sería bueno que el gobierno también nos diga cómo vamos a pagar ese bono”, cuestionó el empresario industrial que aseguró que comenzarán a gestionar una ayuda financiera ya que el sector productivo tiene prácticamente vedado el acceso al crédito por las altas tasas de interés.

 

“Sabemos que algo hay que hacer, pero hay que tener en cuenta las grandes dificultades que van a tener los gremios y las empresas para llegar a un acuerdo por las paritarias. Por ahí esto descomprime un poco la situación porque los gremios estaban pidiendo por arriba del 40%”, dijo.

 

“Como entidad empresaria nosotros podemos estar de acuerdo con la medida. Pero cómo le explico yo a los socios que que tienen que pagar el bono cuando no tienen ventas, cuando las tasas de interés están en el 80%. Estaría muy bueno que el gobierno expliquecómo hace uno para pagar lo que no tiene, porque no vende y porque no puede pedir prestado”, argumentó.

 

Luego contextualizó: “El empleo viene cayendo. En Santa Fe estamos hablando de 6.000 empleos industriales que se cayeron. En Argentina 50.000 empleos industriales. Se caen las grandes, se caen las chicas, se caen todas las empresas. Esto no es sostenible en el tiempo. Cierra Alpargatas, cierra Adidas o cierra un taller de cuatro o cinco personas. Cuando se cierran empresas son muy difíciles de volver a abrir. Uno llama a la responsabilidad de los dirigentes porque estas medidas están haciendo una carnicería productiva”.

 

 

 

“La gravedad de la situación productiva es tal que muestra la irresponsabilidad política por la que estamos atravesando porque se dejó al sector productivo a la buena de Dios con estas tasas tremendas. El asesino serial de la actividad productiva son las altas tasas de interés”, afirmó.

 

“Ante estas medidas medio demagógicas –continuó–, hay que tener en cuenta que en diciembre se vienen los aguinaldos, las empresas no tienen ante quién recurrir. Es desesperante la situación de muchas de las actividades productivas“.

 

“Uno ve al ministro de la Producción (Dante Sica) sentado en esa mesa y sabemos que no escucha ninguna de nuestras sugerencias y pedidos desesperados en cuanto al financiamiento de las pyme. Pero estas medidas, que ojalá sirvan para descomprimir la situación social tienen que ir acompañadas de algún tipo de financiamiento o de ayuda porque sino no vemos una solución para poder hacer el desembolso”.

 

—¿En Santa Fe se puede pagar un bono?

—Como entidad gremial es una voluntad de deseo el poder bajar la conflictividad social. Pero la otra parte es la de la imposibilidad material en esta situación económica gravísima, con una caída de ventas tremenda, con una imposibilidad cierta de ir a pedir a los bancos algún recurso financiero como para que las empresas puedan afrontar esto. Sería bueno que el gobierno, de forma paralela a esto, lance alguna medida de compensación como una baja de tasas que tan bien le están haciendo al sector financiero y las ganancias tremendas que están teniendo con las Lelic, los plazo fijo y todo eso. Sería bueno que parte de eso lo pasen a una asistencia financiera para las pyme. Realmente vemos un fin de año tremendamente complicado.

 

 

 

“Nadie quiere despedir a nadie, nadie quiere bajar horas ni suspender a gente”, aclaró Taborda aunque agregó: “El año va a cerrar con una caída tremenda, la más grande de los últimos 15 o 20 años.Estamos cayendo por debajo de los niveles del 2001, pero como la industria había crecido muchísimo ahora hay mucha más gente afectada”.

 

“A fin de año vamos a tener una caída del 9%. Pero si medimos la actividad industrial desde el 2015 a la fecha, estamos hablando de una caída del 40%. En cantidad de piezas, en capacidad instalada, en personal afectado estamos hablando de una caída de actividad del 40%. Eso es tremendo porque te sobran el 40% de las máquinas, de la estructura y, lo más lamentable, el 40% del personal“, dijo el industrial santafesino.

 

“No se entiende este cerrojo que se le puso a la economía que, por un lado, trae tranquilidad respecto al dólar, pero la actividad económica no es el dólar. Hay un montón de cosas que necesariamente se tienen que activar rápidamente antes de generar una hecatombe productiva”, concluyó.

 

 

 

 

Nota: Diario Uno Santa Fe

A %d blogueros les gusta esto: