Alimentos tuvieron aumentos de hasta un 15% este mes

Golpe al bolsillo

La disparada del dólar de la semana pasada tuvo fuerte traslado a precios en Rosario, según referentes del sector. La caída de las ventas actúa como contrapeso de la megadevaluación

 

 

La megadevaluación de la semana pasada ya se empezó a trasladar a precios en Rosario. Almaceneros y supermercadistas locales coinciden en que los aumentos van del 10 al 15% en los primeros días de septiembre. Sin embargo, aclararon que la retracción del consumo evitó que la suba del dólar se traslade en su totalidad a precios.

 

 

La semana pasada, la moneda norteamericana se fue de 31 pesos a casi 40 en dos días. Esto obligó al gobierno de Mauricio Macri a tomar medidas que ideológicamente rechaza, como la vuelta de las retenciones a las exportaciones. Históricamente, los aumentos del dólar se trasladan a precios. Sin embargo, la retracción en las ventas puede representar un límite para ese traslado.

 

 

Tanto el titular del Centro Unión de Almaceneros de Rosario, Juan Milito, como el presidente de la Cámara de Supermercados de Rosario, Mariano Martin, coincidieron en que las nuevas listas de precios están llegando con aumentos de entre un 10 y 15% en artículos de almacén, alimentos, bebidas y artículos de limpieza.

 

 

Los productos que trasladaron la devaluación casi en un 100% son el café (importado, por lo que su costo es en dólares), el aceite, y la harina y sus derivados. Estos últimos dos responden a que son productos que se exportan.

 

 

Según un informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, la inflación de agosto en supermercados fue del 3,4%. En lo que va del año la suba de precios en las grandes cadenas fue del alrededor del 32%, con aumentos salariales que no superaron el 20% y una economía informal que se derrumba.

 

 

“La perspectiva es compleja hacia adelante. Hay una parálisis en el consumo”, expresó Milito a El Ciudadano. Para Martin, la caída del consumo hace que no toda la devaluación se traslade a precios: “Ese es el límite. La baja demanda hace que no se traslade toda la devaluación a los precios. Estamos aumentando lo mínimo posible porque de lo contrario no se vende nada”.

 

 

“Estamos preocupados porque los costos fijos siguen avanzando y a fin de mes hay que pagar la luz, el gas, sueldos y alquileres. Es una situación difícil para los almacenes, autoservicios y supermercados de barrio. Encima el gobierno no hace nada para bajar la inflación, sino todo lo contrario”, analizó Milito.

 

 

Consumidores al mayorista

El presidente de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas, Alberto Guida, dijo que cada vez más personas se vuelcan a los supermercados mayoristas “porque encuentran precios más competitivos”.

 

 

El representante de los mayoristas estimó, además, que la mayor parte del pase a precios de la suba del dólar se dará el mes que viene, cuando se hayan terminado de ajustar los insumos industriales.

 

 

En tanto, llevó tranquilidad ante los fantasmas de un posible desabastecimiento: “Las posiciones de precios están tomadas”. Sin embargo, reconoció que la semana pasada faltó azúcar porque se registró el momento más complejo de incertidumbre.

 

 

 

 

Fuente: El Ciudadano Web.

A %d blogueros les gusta esto: